LAS PROFECÍAS AUTOCUMPLIDAS Y SU RELACIÓN CON EL COVID.

Tiempo aproximado de lectura: 8 minutos.

La pandemia actual nos ha mostrado cuales son las emociones, conductas y pensamientos de la especie humana. Nos ha enseñado que a pesar de lo que hemos creado o de nuestros conocimientos no podemos escapar de las conductas de supervivencia más básicas (acaparamiento, imitación, agresividad, etc) ni de las emociones más primarias.

Nos hemos comportado de forma “irracional” ante situaciones que, hasta ahora, habían sido impensables para la gran mayoría. Comportamientos que son alimentados también por nuestros sesgos y nuestras heurísticas y que conllevan resultados iguales o peores que los temidos pero ¿Qué tiene que ver esto con las profecías autocumplidas?. En un momento lo entenderán mejor.

¿QUE SON LAS PROFECÍAS  AUTOCUMPLIDAS?

Las profecías autocumplidas son, básicamente, resultados que se dan gracias al surgimiento de una idea. Si las personas consideran que una situación es verdadera entonces las consecuencias de esta situación serán reales, es decir que una creencia, falsa o no, respecto a algo determina nuestra conducta la cual, normalmente, genera el resultado. En pocas palabras: la creencia en que un evento podría suceder aumenta las posibilidades de que suceda.

Sé que puede ser un poco confuso pero para entenderlo mejor supongan una situación hipotética en la que se deba ir a un banco y prefieran ir en la mañana considerando que en la tarde habrá demasiada gente; el inconveniente es que varias personas lo piensan y es por ello que en su defecto muchas personas se encontrarán en el banco en la mañana. 

Estas ideas generadoras de la profecía autocumplida normalmente se basan en la expectativa de cierto hecho, sin embargo esto no es estrictamente necesario ya que si una idea constantemente se encuentra en el ambiente entonces adquiere, en ocasiones automáticamente, un sentido de verdad absoluta; por ejemplo: las noticias televisivas o las cadenas por medio de las redes sociales. Estas ideas, llenas de expectativa o no, son suficientes para generar la consecuencia temida.

LOS SESGOS Y LAS PROFECIAS.

En psicología existen múltiples efectos o sesgos que generan, a nivel práctico, profecías autocumplidas. El efecto pigmalión, el efecto galatea, las ideas fatalistas, el efecto placebo y el sesgo cognitivo de predisposición son algunos de estos efectos que explicaré de forma más detallada en un artículo posterior.

Quizá en este punto, si ya leyeron el artículo sobre sesgos cognitivos, habrán pensado que este efecto de las profecías no sería posible sin los sesgos y tienen toda la razón. Los sesgos no solo se encuentran presentes sino que son parte fundamental de las ideas y de las conductas que llevan al cumplimiento de las profecías. Según varíe el tipo de efecto variarán también los sesgos presentes; aunque en general los más comunes son el sesgo de confirmación y el sesgo retrospectivo.

– Sesgo de confirmación: es la tendencia a favorecer o a recordar aquella información que se encuentra en concordancia con nuestras ideas. En el caso de las profecías autocumplidas lo que hace este sesgo es hacernos creer que el suceso era inevitable a pesar de que en la práctica pocas veces existen cosas inevitables.

– Sesgo retrospectivo: es la tendencia a considerar que las decisiones que se tomaron fueron las correctas y que ninguna otra decisión pudo haber tenido mejores resultados. En este caso funciona,al igual que el sesgo de confirmación, para disminuir el malestar que podría causar no haber evitado la consecuencia.

¿QUÉ RELACIÓN TIENE LA PANDEMIA CON LAS PROFECÍAS AUTOCUMPLIDAS?

Lo cierto es que el virus en sí mismo poco o nada tiene que ver con las profecías ya que, hasta donde se sabe, sucedió de forma natural. Lo que sí tiene mucho que ver son las consecuencias generadas por el virus desde que fue declarado como pandemia por la OMS y más aún cuando los gobiernos empezaron a tomar medidas drásticas tales como las cuarentenas obligatorias.

Han surgido múltiples situaciones debido al virus y no me refiero solo a las decisiones de los gobiernos sino a las conductas de los ciudadanos en general. Me referiré al caso de Colombia teniendo en cuenta que en múltiples países tienen casos similares, ya que la psicología humana no se modifica según el territorio y las profecías autocumplidas siempre están presentes.

Algunas consecuencias surgidas de ideas de temor y expectativas han sido el aumento de los precios en los alimentos, el aumento de número de infectados,la disminución en la economía de muchos países, colapso de sistemas de salud que ya eran precarios desde antes, entre muchas otras situaciones. Solo daré dos ejemplos puesto que son suficientes para que se comprenda cómo funcionan las profecías.

Aumento de precios en la canasta familiar debido a las compras desmedidas. Cuando, por lo menos en Colombia, se realizó el anuncio de cuarentena muchas per0sonas se dirigieron a los mercados a abastecerse desesperadamente de alimentos y de artículos de primera necesidad. ¿Cómo se da la profecía autocumplida aquí?

La idea que generó esta ola desesperada de compras fue que todo el mundo se asustaría y empezaría a comprar y tenían toda la razón. Esta idea y esta conducta empezaron a generar una disminución en las reservas de productos básicos y, por consiguiente, a encarecer su valor. Si las personas no hubiesen tenido la idea de la escasez de productos (que aún no se ha dado por lo menos en Colombia) estaríamos bastante lejos de la carencia y de los precios considerablemente altos.

– Colapso (o casi) del sistema de salud. Muy parecido a lo explicado en el punto anterior las personas asustadas por su posible contagio (a pesar de no tener síntomas o factores de riesgo en ese momento) corrieron hacia los hospitales intentando averiguar su estado de salud antes de que el sistema fuese incapaz de atenderlos de forma adecuada.

Consecuencia: el sistema de salud llegó casi al colapso debido a la cantidad de individuos que pululaban en sus sedes en busca de servicios médicos o resultados satisfactorios. Si la idea del posible aumento de la demanda por parte de otros usuarios no se hubiese dado, en este momento la situación no sería tan grave.

como estos existen muchos casos en el mundo y no solo en lo relacionado con el covid. Si se estudia un poco la historia de las crisis se notará una tendencia innegable a llevar a cabo profecías autocumplidas que tienen consecuencias tales como el contagio de enfermedades debido a la aglomeración, quiebra de empresas debido a rumores, disminución de la economía mundial debido a la especulación económica entre muchas otras situaciones que podrían haberse evitado si tan solo la gran mayoría de personas se hubiesen sentado a reflexionar por un momento.

Ahora que ustedes saben, a grandes rasgos, cómo se dan y cómo se mantienen las profecías autocumplidas, mi invitación es a que no se dejen llevar por el miedo y por las decisiones emocionales y recuerden que entender esto los hace un poco más libres y les permite tomar decisiones de mejor forma que muchas otras personas. Aprovéchenlo.

Cuéntame ¿En que situaciones de tu vida se han cumplido este tipo de profecías?

BIBLIOGRAFÍA

  • Castillo Echevarría, R. (2014). El efecto Pigmalión.¿ Hasta qué punto determina nuestro futuro la visión que los demás tienen de nosotros?.
  • Evelyn Karina Granados Avalos de Rodas (2015). ” Efecto pigmalion y su incidencia en el rendimiento escolar.
  • Castro, D. V. (2016). Profecía autocumplida o los dos tiempos de la verdad. Desde el jardín de Freud: revista de psicoanálisis, (16), 63-76.

Si fue interesante para ti, para otros también podría serlo. Recuerda compartirlo en tus redes sociales.

2 thoughts on “LAS PROFECÍAS AUTOCUMPLIDAS Y SU RELACIÓN CON EL COVID.”

Leave a Comment