¿POR QUÉ SENTIMOS ATRACCIÓN HACIA LOS DEMÁS?

La atracción interpersonal muchas veces escapa a nuestra comprensión. Por ello te cuento: porqué sentimos atracción y cuales factores son importantes. De esta forma quizá no vuelvas a preguntarte con gesto de incertidumbre: “¿Qué fue lo que le ví?”

 En este artículo vas a entender que el factor físico es el menos relevante para mantener la atracción puesto que esta se debe a un entramado psicosocial que se encarga de generar y mantener nuestro interés en otros seres humanos.

Tiempo aproximado de lectura: 8 minutos.

Dentro de la psicología cognitiva conductual la atracción interpersonal es una actitud y evaluación positiva hacia alguien en particular. Estas evaluaciones pueden ser observadas o percibidas por nosotros mismos debido a la modificación de las actitudes conductuales (aproximarnos y buscar la compañía de esa persona), cognitivas (poseer creencias positivas y de alta valía hacia esa persona) y afectivas (experimentar sentimientos de agrado hacia un individuo en particular).

Estos tres factores son fundamentales, y si llegase a faltar alguno entonces no hablaríamos propiamente de atracción interpersonal sino, quizá, de atracción física o admiración. 

EXPLICACIONES PSICO-SOCIALES PARA LA ATRACCIÓN

La atracción interpersonal sólo puede darse si hay una conjunción de actitudes positivas hacia otra persona que, a pesar de lo que pueda creerse, es mucho menos emocional que cognitiva. Es decir que son los “pensamientos” los reales protagonistas a la hora de “elegir” sentir atracción o no por otro individuo. 

Todo esto teniendo en cuenta, como ya se mencionó en otro artículo, que las relaciones se basan en gran medida en los juicios fundamentados en esquemas cognitivos que se fortalecen gracias al surgimiento de emociones y conductas que buscan estar en consonancia con el juicio que hacemos de los demás. 

Existen tres explicaciones, fuertemente avaladas por las investigaciones, que dan a entender cómo funciona la aparición y conservación de la atracción: la búsqueda de consistencia, la asociación y el intercambio. Por supuesto estas explicaciones serán de mayor o menor utilidad explicativa dependiendo del individuo y de la situación.

LA BÚSQUEDA DE CONSISTENCIA

Cuando una persona nos ayuda a fortalecer la visión que tenemos de nosotros mismos entonces nos sentiremos más atraídos por esa persona ya que intentamos mantener la consonancia entre lo que somos y la persona con quien estamos. Si consideramos que somos inteligentes y atractivos vamos a tener la tendencia a buscar a su vez personas inteligentes y atractivas.

En el caso de no buscarse personas con las mismas cualidades entonces nos sentimos atraídos por aquellos que simbólicamente representen el resultado que una persona como nosotros debería tener, por ejemplo, siguiendo la idea anterior, sino es inteligente o atractivo por lo menos debe generar en nosotros la sensación de que si lo somos. Verbigracia: estando con una persona aduladora o particularmente atenta.

LA ASOCIACIÓN

Cuando conocemos a alguien en una situación que resulte agradable para nosotros mayor será la probabilidad de que esa persona nos atraiga puesto que asociaremos la situación con la persona, por ejemplo, es más probable que nos interese alguien a quien conocemos en una fiesta o un concierto que aquella persona a quien conocemos en un entierro. 

En lo referente a la asociación también tienen mucho peso las situaciones agradables en las que se encuentren ciertas personas. Si alguien se encuentra presente en múltiples ocasiones cuando recibimos buenas noticias entonces la probabilidad de sentir atracción por ese individuo aumentará considerablemente. 

EL INTERCAMBIO

Esta explicación se basa en la idea de que cuando nos relacionamos con alguien siempre se establece un nexo entre costo-beneficio; por consiguiente si los beneficios sobrepasan los costos en una relación sentimos una mayor atracción que en el caso contrario. Seguirse sintiendo atraído por otra persona mediante esta evaluación dependerá de dos factores: la comparación con otras relaciones o situaciones de atracción; y la cantidad de alternativas que tengamos. 

Para ilustrar mejor esto imaginen que tienen una relación cuyos costos son muy altos (celos, control, regaños…) pero que, a pesar de todo, es la mejor relación que han tenido ¿Que tan probable creen que es permanecer en esta relación?. Ahora imaginen que es la única opción que tienen en el momento, ¿Las probabilidades de permanecer aumentan?. Es decir que la falta de alternativas y la comparación cambian la visión que tenemos, haciendo que seamos más conscientes de los beneficios que de los costos.

FACTORES QUE AUMENTAN LA ATRACCIÓN

Ya sabemos como se explica la atracción interpersonal pero aun no sabemos cuales son los factores más relevantes a la hora de iniciar, mantener y fortalecerla. Estos 6 factores parecen ser, según lo muestran las investigaciones, los más importantes en el momento de la atracción sexual, emocional y cognitiva

PROXIMIDAD

Hace referencia a la posibilidad de acceder más fácilmente a una conversación o contacto físico con el otro, puesto que si están próximos son más accesibles y por consiguiente más “familiares”. La familiaridad disminuye nuestro nivel de ansiedad y nos hace más propensos a sentir confianza hacia la otra persona quien, muy probablemente, si comparte espacios con nosotros también tienda a compartir por lo menos un gusto en particular. 

AFECTO POSITIVO

La valoración que tenemos de los demás pocas veces es objetiva sino que corresponde,  además de a los esquemas cognitivos, a la sensación de bienestar que pueda producirnos alguien. Si una persona nos hace sentir bien tendemos a hacer una valoración positiva de esa persona.

CARACTERÍSTICAS DE LA PERSONALIDAD

Existen tres grupos característicos de personalidad que son tenidos muy en cuenta, aunque sea de forma automática, para sentirnos atraídos por alguien más. 

Estos grupos son las características de afecto ( amable, afectuoso, considerado), competencia ( ser buen/a conversador/a, ser culto/a) y prestigio o posición social. Esta última dependerá de la cultura pero básicamente tiene que ver con las características de personalidad propias de un sujeto con estatus, por ejemplo: la seguridad al hablar. 

SEMEJANZA

Poseer posiciones ideológicas, religiosas o académicas comunes es un factor muy relevante en el momento de sentirnos atraídos por alguien.

Esta semejanza en actitudes y gustos nos resulta también reforzante puesto que esa otra persona va a valorar nuestras ideas, costumbres y gustos, lo cual hará que nos sintamos mejor con nosotros mismos y por consiguiente busquemos de forma activa a la persona que produce dicho efecto. 

RECIPROCIDAD

Nos sentimos atraídos hacia personas que retribuyen nuestras conductas, es decir que si nuestras muestras de atracción son, por ejemplo, mantener la mirada durante mayor tiempo o acercarnos de forma más atrevida al espacio personal del otro, entonces, en ocasiones inconscientemente, nos sentimos más atraídos hacia aquellos quienes también utilizan estas conductas en relación con nosotros. 

ATRACTIVO FÍSICO

Este es particularmente importante en los primeros encuentros ya que es uno de los aspectos superficiales que se puede evaluar con mayor facilidad y consistencia. La apariencia física tiende a ser relacionada intuitivamente con ser más seguro, centrado y exitoso. 

Este factor en si mismo es uno de los que mayor relevancia posee (sin ser el más importante)  ya que estar con una persona físicamente atractiva favorece la imagen pública del acompañante y, además, en múltiples ocasiones, la apariencia física viene acompañada de una seguridad implícita que convierte a las personas atractivas en mejores conversadoras y personas mas amables. 

Espero que este artículo haya podido ayudarte a entender mejor tu propia relación de pareja o las cuestiones más relevantes para ti a la hora de sentirte atraído/a por alguien más.

Recuerda leer los demás artículos que sean de tu interés. !Es gratis!

Cuéntame ¿Cuales son para ti los factores de mayor peso a la hora de fijarte en alguien?.

BIBLIOGRAFÍA 

  • Aron, A., & Lewandowski, G. (2001). Interpersonal attraction, psychology of.
  • Braxton-Davis, P. (2010). The social psychology of love and attraction. McNair Scholars Journal, 14(1), 2.
  • Landa, S. U., Rovira, D. P., & Zubieta, E. M. (2005). Capítulo 15. Relaciones íntimas: atracción, amor y cultura. In Psicología social, cultura y educación (pp. 511-536).

Si fue interesante para ti, para otros también podría serlo. Recuerda compartirlo en tus redes sociales.

2 thoughts on “¿POR QUÉ SENTIMOS ATRACCIÓN HACIA LOS DEMÁS?”

Leave a Comment